Tipsveterinarios

¿Qué es y cómo evitar la ansiedad por separación?

Si tus vecinos te avisan que tu perro pasa horas llorando al quedarse solo y, al llegar a casa, encuentras muebles rotos y otras maldades, es muy posible que tu perro sufra ansiedad por separación. ¿Quieres saber en qué consiste?

¿Qué es la ansiedad por separación?

La ansiedad por separación engloba a varios problemas de ansiedad que sufre el perro al estar solo en casa. Se estima que afecta a un 15% de los perros y, además de asociarse con hiperapego, puede aparecer por otros motivos.

Los perros que tienen este problema de conducta, cuando se quedan solos en casa pueden llegar a romper muebles y otros objetos, ladrar y llorar en exceso, vomitar y hacer sus necesidades en casa.

El problema se suele manifestar cuando el propietario abandona la casa, ya sea durante unos minutos o varias horas, pero también puede aparecer cuando experimentan cambios en sus horarios habituales.

Este problema de conducta no se debe confundir con las ganas de destruir cosas de los perros jóvenes y cachorro. Tampoco se debe confundir con otros problemas de conducta como fobias, en las que el perro puede tener un comportamiento destructivo similar debido a la ansiedad y el miedo hacia algún estímulo externo (truenos, cohetes, etc).

Síntomas que aparecen:

Los diferentes síntomas que encontramos en un perro con este problema son:

  • Comportamiento destructivo en casa.
  • Vocalizaciones.
  • Jadeo y ansiedad.
  • Se hace necesidades dentro de casa.
  • Inapetencia mientras el propietario no está en casa.
  • Babeo excesivo.
  • Problemas digestivos.
  • Automutilación.
  • Lamido excesivo.

Posibles causas que lo favorecen:

Las causas no están bien definidas pero puede deberse a:

  • Hiperapego.
  • Destete precoz.
  • Malas experiencias.
  • Cambios en el entorno (mudanza, cambio de horarios).
  • Causas genéticas.
  • Problemas de vínculo con el propietario.

¿Cómo eliminar este problema?

Es un problema de comportamiento grave, que causa mucho estrés en el animal y problemas de convivencia con vecinos. Lo más recomendable es acudir a un etólogo quien nos ayude en el proceso. Las diferentes formas en las que podemos ayudar a nuestro perro son:

Kong Classic
  • Modificar el entorno: podemos ofrecerle al perro juegos de olfato e inteligencia, de esta forma el animal estará entretenido y disminuirá el nivel de estrés. Podéis usar diferentes juguetes interactivos (enlace directo en la imagen).

  • Modificar conducta: hasta hace poco, lo más recomendado por etólogos era ignorar al animal antes de irnos, evitando comunicarnos con el para que no perciba cuando nos marchamos. Las nuevas técnicas se basan en ofrecerle al perro un entorno seguro, que sepa cuando nos marchamos y tranquilizarlo.
  • Fármacos: como última opción en casos graves se pueden usar tranquilizantes naturales para que el animal esté más tranquilo.

Estos problemas de conducta necesitan paciencia por parte del propietario y el entorno y, en muchos casos, acudir a un profesional para tener mayor éxito.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *